3 pueblos cafeteros de Antioquia que vale la pena conocer

Pueblos cafeteros

Antioquia tiene 125 municipios, de los cuales 94 son productores de café colombiano de alta calidad. Las montañas antioqueñas han sido ejes del desarrollo agrícola y económico del país, por lo que desde café La Bastilla quisimos hacer una corta reseña de algunos de estos pueblos cafeteros que esconden tradición campesina, historia y mucha belleza natural.

Concordia, la selva que se volvió cafetal

Este pueblo ubicado a 2000 metros sobre el nivel del mar fue fundado por colonizadores antioqueños en lo más escarpado de la montaña, tanto que en sus orígenes fue llamado “Selva Virgen”. De su territorio original surgieron muchos de los municipios del suroeste de Antioquia, como Betania, Hispania, Salgar, Andes y Jardín. El café ha estado presente en su geografía, en su historia y en su escudo. Su economía ha girado desde el principio en torno al café, tanto para las familias que lo cultivan (actualmente más de la mitad del territorio del municipio está dedicado a la caficultura), como para los arrieros que lo llevaban a lomo de mula por las trochas y que instauraron en el pueblo las Fiestas de la Concordia y la Arriería que se celebran anualmente.

Jericó, la Atenas del paisaje cafetero

El progreso y cultura de este pueblo lo han hecho célebre, igual que sus hermosos paisajes que ha sido llamado “el más hermoso de Antioquia”. Fue fundado por cuatro familias visionarias sobre unos terrenos baldíos comprados al departamento, dando inicio al movimiento de la colonización del suroeste antioqueño. En su momento, Jericó representó la oportunidad de un nuevo comienzo para muchas familias trabajadoras de otras zonas del departamento que, tumbando monte y buscando un mejor futuro, hicieron de la historia de este pueblo un himno a la pujanza y al amor por la tierra que caracteriza a la cultura paisa.

Pueblos cafeteros de Antioquia

Andes, la capital cafetera del suroeste

Otro pueblo fruto de la colonización antioqueña, explorado en un principio en búsqueda de minas. Su relieve relativamente plano y sus grandes riquezas naturales lo hicieron muy apetecido y más de 400 familias llegaron a conformar este poblado hace unos 150 años. A comienzos del siglo pasado se consolidó como uno de los más importantes productores de café colombiano, lo que disparó su desarrollo, al punto de llegar a conocerse como la “capital cafetera y comercial del suroeste antioqueño”. Y no es para menos, pues actualmente posee más de 10.000 hectáreas dedicadas a la caficultura, beneficiando a casi 4.000 familias.

El café está arraigado en la historia antioqueña y ha sido un motor de su crecimiento y desarrollo. Pero, lo más importante, el café es un testimonio vivo de cómo el trabajo duro puede abrir caminos en las selvas y forjar un futuro mejor para los nuestros. Porque en los pueblos cafeteros de Antioquia, como en toda Colombia, lo damos todo hasta la última gota.

Fuentes:

http://caracol.com.co/radio/2015/10/22/media/1445542915_166092.html
http://www.cafedeantioquia.com/

Ver Comentarios
Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *