Tipos de taza en que se toma café La Bastilla

café de tradición La Bastilla

Ya son 97 años los que lleva Café La Bastilla en los hogares colombianos, haciendo parte de la tradición por excelencia: tomar café. Eso es justamente lo que nos define, ser un café de tradición, con todo el sabor y aroma del café colombiano y, claro, bueno hasta la última gota.

Una de las cosas curiosas que hemos descubierto en los hogares es la diversidad de tazas en las que se toma el café. Hagamos un recorrido rápido a ver si alguna se te hace familiar:

  • La de atender la visita: esta taza hace parte de un conjunto muy especial, generalmente guardado en la cajita donde venía cuando se compró, y reservado para cuando hay visita. Es una taza de porcelana adornada con florecitas, arabescos o cualquier estampado coqueto. Eso sí, ¡no le puede faltar el borde dorado!
  • La que nadie en la casa sabe por qué no se ha botado: esta es una taza que nadie se explica qué hace todavía por ahí. Ha sobrevivido a todos los trasteos, a los arrebatos del papá cuando le da por botar cosas viejas y a mil caídas que la han dejado agrietada y desportillada. Sin embargo ahí está, en algún lugar de la cocina, con su dignidad intacta y esperando que pasen muchas más primaveras siendo parte de la familia.
  • La del recuerdo (con foto y todo): esta es una taza muy querida en la casa pues está marcada con el recuerdo de un paseo a la Costa, a Guatapé o al Eje Cafetero, o tiene la foto de un familiar: el hijo que está en la universidad, la tía que se fue para España, etc. A veces se convierte en portalápices, pero la mayoría de las veces se puede encontrar entre la vajilla, lista para recibir el café caliente. También se encuentra en sus variedades con logo de empresa (normalmente donde trabajó el papá toda la vida) o de campaña promocional de una marca de café o de leche.
La Bastilla Café de tradición

 

  • La que dice “Café de Colombia”: casa cafetera que se respete tiene esta taza en su indumentaria, nadie sabe de dónde la sacaron si el papá nunca ha cogido café ni es del gremio cafetero.
  • La de adorno (que nunca se usa para tomar café): esta taza sencillamente es muy lujosa o muy pequeña para tomar café en ella. Normalmente se mantiene en alguna mesita en la sala o en una repisa junto a otras piezas de porcelana.
  • La taza de plástico o de pasta: esta taza está hecha de un material irrompible y es especial para servirle bebidas a los niños pequeños, aunque también se usa para tomar café mientras se hace el desayuno, para no ensuciar más loza. A veces se puede encontrar una parte de su superficie deformada porque se dejó mucho rato al lado de una olla caliente.

En conclusión, sea cual sea la taza en la que se tome, los colombianos saben que no hay nada como un café La Bastilla recién preparado, con su aroma, sabor y rendimiento famoso desde 1919. ¿Alguna taza que quieras agregar a nuestra colección?

Ver Comentarios
Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *